Contactar
Tamaño del texto
   
Herramientas TIC / APPs
Avenida de los Cubos (León) PDF Imprimir E-mail
( 2 votos )
Te acercamos las TIC - Herramientas TIC / APPs

Avenida de los Cubos, León

Nuria Jorge Rodríguez

07 abril 2014 3

Capital de una provincia enormemente rica en diversidad natural, paisajística y cultural. Ciudad fundada por una legión romana y protagonista en la formación de los primeros reinos cristianos que llevaron a cabo la Reconquista. Sede de las primeras cortes celebradas en el continente europeo y testigo del auge y decadencia de la industria minera. León es todo eso y mucho más. Sus habitantes lo saben y presumen de ello en cada ocasión. Así son los "cazurros". Asentada en la llanura del páramo leonés no pierde de vista las montañas que la rodean por el oeste y el norte y, en su perfil, destaca desde todos los ángulos la "pulchra leonina", su joya gótica y uno de los emblemas de la ciudad, la Catedral de Santa María de Regla. Pues bien, esta vez les propongo pasear por una calle que va desde el ábside de este monumento, al pie de las sufridas murallas romanas por uno de los lienzos mejor conservados, el oriental. Se trata de la Avenida de los Cubos, cuyo nombre está ligado al cerco romano y sus torres de base semicilíndricas.

Por tanto, esta calle nos invita a retrotraernos al origen de León, que no fue otro que el asentamiento del campamento romano de la Legio VII, en el siglo I a.C. Por entonces se construyó un primer cerco de madera con forma rectangular, como era habitual, y cuyo trazado se mantuvo en la construcción del siglo III d.C. en piedra, que es la que ha llegado a nuestros días, aunque con muchas reconstrucciones e intervenciones. Han sido varios los momentos en los que esta muralla ha sufrido daños. Tras la llegada de los musulmanes y, sobre todo, tras las razias llevadas a cabo por Almanzor, la muralla tuvo que ser reconstruida casi en su totalidad. Aunque el mayor deterioro se causó durante el siglo XVIII y primera mitad del siglo XIX, durante los cuales, no se supo apreciar el valor de este monumento y se derribó gran parte del recinto. Incluso en el primer tercio del siglo XX, con la generalización del tráfico rodado se derribaron seis cubos del lienzo septentrional, los que estaban entre la Avenida de los Cubos y la Puerta del Castillo, para dejar más espacio en la calzada.

07 abril 2014 4

En el tramo peatonal de la avenida se abre una puerta en la muralla, rematada en su cara exterior con un escudo de la ciudad y en la interior con una imagen de la Virgen. Si nos adentramos en ella, llegaremos a la calle de las Cien Doncellas, curioso nombre que responde al legendario tributo anual que los reyes asturianos debían pagar a los califas cordobeses. Todavía hoy se celebra una fiesta que conmemora la victoria cristiana en la batalla de Clavijo, con la que se puso fin a esta humillante obligación. Se trata de la procesión de "las cantaderas" que tiene lugar el domingo anterior al 5 de octubre, dentro de las fiestas de San Froilán. Pero no es el único nombre curioso que rodea la avenida de los cubos. En su extremo sur, llegando al ábside de la Catedral, enlaza con la calle Puerta del Obispo, siendo este nombre el único vestigio que queda del edificio gótico en el que se abría un arco y que unía la Catedral con el palacio del Obispo. Fue en los años 20 cuando se derribó la que por aquel entonces era la única puerta de la muralla que daba acceso al este de la ciudad, por orden del alcalde D. Fernando Merino. Los motivos de dicho derribo pudieron ser el estado de deterioro en el que se encontraba el edificio o, según se dice en León, debido a que el coche del señor alcalde no entraba bien por aquel arco. Sea como fuere, se perdió un monumento de factura gótica de gran valor aunque, a cambio, nos ha permitido admirar los restos de las termas romanas halladas en ese mismo lugar, así como la Catedral en su totalidad.

07 abril 2014 2

Afortunadamente, en el paseo por nuestra calle, podemos apreciar una de las partes mejor conservada de la muralla, ofreciendo una vista especialmente bella desde su comienzo en la Calle Carreras, con los cubos de la muralla a la derecha y el ábside de la catedral al fondo. Se resumen en esta Avenida dos de los momentos más cruciales de la historia de León, su pasado romano y su esplendor medieval. Un bello contraste es el que se produce entre la piedra más oscura y desordenada y las formas redondeadas de los cubos, con los sillares blancos y las líneas rectas ascendentes que describen los arbotantes y los pináculos de la Catedral. La primera parte de la calle está abierta al tráfico hasta la calle Pontón, más o menos en la mitad de su recorrido. A partir de ahí comienza una zona peatonal que llega hasta calle Puerta del Obispo y que enlaza con la plaza de Regla y la calle Ancha, la que sería la vía decumana del original campamento militar romano.

El nombre de esta avenida, de carácter tan popular, ha variado poco a lo largo de la historia, habiéndose llamando calle Trasloscubos y carretera de los Cubos, en un momento en el que este era el límite de la ciudad y fuera de la muralla por este lado oriental solo había pequeños arrabales. Actualmente, esta avenida se encuentra en una zona con numerosos locales de ocio, principalmente bares y cafés, y alguna hospedería. Durante la semana grande en la que se celebran las festividades de San Juan y San Pedro, en Junio, la parte peatonal acoge algunas casetas de distintos establecimientos hosteleros. Otro momento del año en el que esta calle toma protagonismo es durante la Semana Santa, sobretodo, en el Jueves Santo. No es que sea una de las calles más transitadas por los "papones", como llaman en León a los cofrades, ya que sólo la atraviesa la cofradía del Jesús del Gran Poder. Digo que es la única procesión que la transita y no es del todo cierto, ya que otra de carácter profano en honor a San Genarín la invade esa

07 abril 2014 1

misma noche con un ambiente en nada religioso. Este "santo" no es tal, sino un personaje aficionado a los bares y al orujo llamado Jenaro Blanco, pellejero de profesión y bien conocido en la vida nocturna de la ciudad. Una noche de marzo de 1929, encontrándose ebrio como de costumbre, fue atropellado por el primer camión de la basura que tuvo la ciudad, parece ser que en algún punto de la Avenida de los Cubos o de la contigua Calle Carreras. Este incidente podía haber quedado olvidado sino fuera porque otros cuatro personajes conocidos de la vida de León, fundaron una cofradía en su nombre. Desde entonces todos los años, estos peculiares cofrades procesionan a Genarín por las calles de la ciudad, cantándole sonetos y dando buena cuenta del orujo que tanto le gustaba al "santo". La procesión hace un alto en el camino en el punto en el que fue atropellado y un mozo es el encargado de escalar la muralla y colocar en lo alto de uno de sus cubos una botella de orujo, queso y otras viandas para alimentar el espíritu de San Genarín.

Dicho todo esto, no me queda más que desearles un agradable paseo.

Imágenes: Nuria Jorge

 


Contactar

Contact Us
Feel free to contact us if you have any questions