¿Libertad de expresión?
Hablar y escribir: reglas de oro PDF Imprimir E-mail
( 4 votos )
Escribiendo que es gerundio - ¿Libertad de expresión?

 

Hablar y escribir: reglas de oro

Cristina Azahara García

2011-2012-04-01

Todos necesitamos comunicarnos con la oralidad y la escritura y así lo hacemos, como mínimo en nuestra lengua materna de un modo u otro.

Para hablar y escribir bien se requiere un buen estilo. Estilo es la forma externa con que se hacen sensibles las ideas y los sentimientos. Este estilo está sujeto a una serie de cualidades, entre las que figuran éstas importantes: Claridad, precisión, propiedad, concisión, sencillez y cortesía.

-La claridad consiste en decir las cosas de manera que se comprenda sin esfuerzo el pensamiento expresado por la palabra. Para conseguirlo por ejemplo hablando debemos gesticular y hacer uso correcto de labios, lengua, dientes así como una apertura correcta de la cavidad bucal.
-La precisión nos obliga a consignar las ideas completas, sin omitir aquellos detalles que2011-2012-04-02 contribuyan a la formación de un juicio cabal y justo por parte de la persona que nos lee, o nos escucha. Por lo que es necesario conocer el significado adecuada de todas y cada una de las palabras que ocupamos en relación al tema así como a las personas a quienes nos dirijamos.
-La propiedad requiere el uso de términos y giros adecuados, tanto por su connotación, como por su apego a las normas gramaticales. El lenguaje corporal, y facial te ayudarán a formar esa imagen de propiedad y sobriedad que quieras dar al momento de hablar.
-La concisión consiste en formular un pensamiento con el menor número de palabras, sin restarle por ello claridad ni precisión. Utilizar un lenguaje al nivel del escucha o lector de dará puntos extra.
-La sencillez es la naturalidad del estilo, que lo aparta de cualquier afectación o rebuscamiento. Tanto en el buen vestir como en el hablar o escribir recordemos que muchas2011-20102-04-03 veces, menos es más.

-La cortesía es el trato adecuado a que nos obligan las relaciones más o menos estrechas, con la persona a la cual nos dirigimos. La familiaridad que tengas con lo que escuchan o leen será clave para saber cómo poder hablarles, de usted, o si te permitirán tutearles, sin dejar de lado las buenas y básicas costumbres de cortesía.

Por supuesto para todo esto hay que tener en cuenta el contexto, ya que no debemos hablar cotidianamente o en el trabajo tal como lo hacen los personajes de Clarín en La Regenta; ni escribiremos todos nuestros textos siguiendo el esquema de una carta formal si no es el caso...

2011-2012-04-04Sin embargo, teniendo presente un esquema general, conociendo las reglas gramaticales y siguiendo estas pautas podremos lograr un nivel óptimo de expresión. Cabe añadir a lo dicho la importancia de la riqueza de vocabulario, pues el léxico que dominamos es la base para formar cada frase. No hace falta mencionar cómo conseguirlo ya que es un acto que siempre recomiendo, cuya acción más frecuente sucede con un libro o texto a la vista...

No es buena la adivinanza pero es sencilla, y sobre todo útil.